“Los lugares verdaderos no están en los mapas”. Herman Melville

Este taller parte de la premisa de que el corazón, los personajes y los paisajes verdaderos de una historia no están en esa historia, sino en quien la cuenta. Nuestro trabajo consistirá en entablar relación con el lugar y los personajes de un cuento, comprender su estructura dramática y explorar la presencia emotiva. Individualmente, en pareja y en círculo, los participantes acopiarán recursos para desprenderse de las palabras, recrear imágenes, explorar la fisicalidad y el sonido de un cuento, trasladar el punto de vista narrativo, trazar mapas narrativos, y así despegar la historia de la página.

Este taller es casi enteramente oral e interactivo. En lo que el casi excluye, los participantes se valdrán de lápiz y papel para bucear otras profundidades, oirán mención del delicado arte de adaptar material y abordar textos literarios, considerarán qué es una devolución constructiva y recibirán sugerencias para seguir creciendo.

Como en El arte de contar en voz alta (I), trabajaremos sólo con cuentos de tradición oral.

 

Mínimo de participantes: 6
Máximo de participantes: 12
Formato: Una jornada completa o sesiones de aproximadamente 2 horas de duración, cuyo número dependerá, entre otras cosas, del número de participantes.