“Hubo una vez una aldea amenazada. Los sabios sabían qué hacer y qué decir. La aldea se salvó. Sobrevino otra amenaza. Los sabios sólo recordaban qué hacer. Y eso bastó. Pero la aldea fue de nuevo amenazada. Los sabios no recordaban qué hacer ni qué decir. Pero recordaron esta historia.  La contaron. La aldea escuchó. Y eso bastó para salvarla.” Cuento popular judío

Este taller parte de tres premisas:

La historia de una comunidad es inseparable de la historia del lugar donde ocurrieron los hechos.

La verdadera historia de una comunidad no está en la documentación de esos hechos.

La verdadera historia de una comunidad está en cómo esa comunidad cuenta esos hechos.

Este taller propone abrir surcos en la experiencia y la memoria, para iluminar y desarrollar una colección de historias que guarden relación y emoción para esa comunidad ahora. Es una convocatoria a construir patrimonio oral.